miércoles, 30 de diciembre de 2009

FIN DE AÑO


Hace diez años nos preparamos religiosa y paganamente para el fin del mundo, como yo quería salvar mi alma, busqué el sitio correcto para mi personal Soteriología: Cuba.


Fue un viaje surrealista, éramos cuatro con intereses muy discímbolos, pero unidos por la aventura, sin duda éramos más jóvenes, improvisábamos más, tanto que antes del día 31 nos quedamos sin dinero, perdidos en lo más profundo de Cuba, mis compañeros más optimistas que yo, pedían mi cabellera a cambio de mi pesimismo si conseguían el dinero necesario para viajar de regreso a La Habana... consiguieron el dinero y consiguieron raparme.


Ya veis el mundo no se terminó, aunque aquel primero de enero del 2000 mientras el sol masacraba nuestra resaca en las playas cubanas, yo tenía la sensación de que el mundo se había acabado.


El mundo no se ha acabado, podemos seguir celebrando mientras haya moléculas que se pongan de acuerdo para representar lo que cada uno somos.


Feliz año nuevo.


http://www.youtube.com/watch?v=kLPeCaw5sSA

domingo, 27 de diciembre de 2009

PLATON EN EL METRO DE CHICAGO


En el metro de Chicago juego a ser Platón e intuir al auriga que esos cuerpos llevan dentro y lo hago mirando a los ojos de las personas.

Me encuentro a una alma vagabunda que se ha esculpido un cuerpo de pordiosero, y que deja escapar palabras lastimeras, que mueve a la compasión con sus úlceras, su cara terrosa, su piel escrofulosa, sus veinte y tantos años, y su repetición constante pidiendo ayuda.

Saludo a una alma metida en un cuerpo rubio y fofo: una niña de no más de un año, que se divierte despeinando a su obeso y sudoroso padre, que lanza miradas demandantes de aprobación a su sonriente madre.

Dos almas se sonríen, con cuerpos dotados de manera generosa por la genética... se sonríen y se besan.

Veo al alma metida en un cuerpo negro con los ojos más bellos que haya visto recientemente y también los más tristes…

NIEVA EN CHICAGO

viernes, 25 de diciembre de 2009

CELEBREMOS


Celebro las sonrisas de los niños extasiados delante de luces y adornos, disfruto ver la vitalidad de muchos en estas fiestas, y aunque mi resonancia emocional apenas si se inspira en estas fechas, un brote de ternura asoma en este acartonado corazón.

Felices fiestas a todos.

lunes, 21 de diciembre de 2009

WINTER IN CHICAGO


Mientras escuchaba la canción de “Las simples cosas”, que dice que “Uno vuelve siempre a los viejos sitios, donde amó la vida” reflexionaba que mi maleta guarda dos viajes de ida y vuelta a la luna en kilómetros recorridos, y que sin embargo no guarda grandes aventuras, ni grandes historias viajeras.

Yo conozco muy poco del mundo, siempre viajo a los mismos sitios y con los mismos motivos: Familia, hogar, trabajo, amigos...

Esto yo lo reflexionaba mientras leía con atención las predicciones del tiempo y empezaba a preparar mi maleta para Chicago.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

DUET FOR CANNIBALS


Es poco conocido el lado cinéfilo de Susan Sontag, en parte porque como directora solo tiene cuatro películas, pero así como en la fotografía es un referente filosófico para todo fotógrafo, también sus reflexiones respecto del cine son esenciales para todo aquel que se considere cinéfilo.

Corría el año 1969 y se llevaba a cabo el séptimo festival de cine de Nueva York, uno de los grandes eventos era la entrevista que Jack Kroll –editor en jefe de Newsweek- hacía a las cineastas Susan Sontag y Agnés Varda, todo un acontecimiento cultural que aún en nuestros días es apasionante verlo: pues disertaron sobre las similitudes en sus filmes lo que llevaba inevitablemente a reflexionar en la estética, los tormentos que sufre el ser humano, lo grotesco que puede llegar a ser la vida, etc.

En ese año usan Sontag presentaba “Duet for Cannibals”, aún faltaban cinco años para que cámara en mano y enmedio dela guerra de “Yom Kippur” nos legara una obra de arte, un documental casi fotográfico sobre Israel y su futuro: PROMISED LANDS.

DUET FOR CANNIBALS es un relato sobre canibalismo psicológico, sexual y emocional. El film narra la historia de dos parejas que pertenecen al mismo universo académico y político.

Artur Bauer es un misterioso ex líder revolucionario y actual profesor universitario que vive exiliado en Suecia con su mujer Francesca. Bauer contrata a un joven llamado Tomas para que lo ayude a ordenar sus escritos con el objetivo de publicarlos. Tras dejar a su amante para mudarse y aceptar el puesto, Tomas pronto descubre que las cosas no son exactamente lo que parecen con la disfuncional pareja. El crítico del The New York Times Vincent Canby, describió Duet for Cannibals como “intrigante, sorprendente, ingeniosa y siniestra hasta el final”.

Ahora que en el facebook está tan de moda hacerse fan de todo tipo de señoras, manifiesto públicamente que soy fan de Susan Sontag

lunes, 14 de diciembre de 2009

NOSTALGIA


Hace muchos años que conozco de cerca como médico historias de inmigrantes en Chicago, historias conmovedoras teñidas de profunda nostalgia.


En Barcelona tengo la fortuna de acompañar a algunos inmigrantes en la búsqueda de un camino que les permita una vida digna, y -por obvias razones- me conmuevo cuando encuentro inmigrantes en difíciles condiciones.


Os sorprenderíais muchísimo si supierais que hay “sin papeles” mexicanos en Estados Unidos que tienen más de quince años sin poder ir a su país, aferrados al sueño americano, y aquí mismo en Barcelona me he encontrado con pacientes en condiciones similares. Hace dos años una de ellos me decía que sus padres “son como dios” pues sabe que existen pero no los podía ver, hace años que solo los veía a través de una pantalla.


Hablo de inmigrantes, pero podría hablar de desamparados en general, pues como bien me replicó un chico sevillano un día, no debo despreciar a los que sin haberse subido a una patera la llevan en el corazón, y sin haber nacido en el desierto tienen desolación en el alma... y también les duele.


Hoy he recibido un mensaje desde el otro lado del atlántico, mi paciente ha podido volver a ver a sus padres, y me he alegrado mucho.


Es lunes y este inmigrante que escribe, no trabaja los lunes.

martes, 8 de diciembre de 2009

TURULATO, PATIDIFUSO, ZORIMBO


Con estas palabras manifestaba José Emilio Pacheco su sorpresa al notificarle que era el nuevo premio “Cervantes”, como esa noticia se inscribía en muchas otras: la huelga de hambre de Aminetu Haidar en protesta a su expulsión Marroquí y secuestro Español, los secuestros en todo el mundo, linchamientos injustos e inducidos por la voracidad de los medios de comunicación a un chico inocente, guerras que no acaban, actos de corrupción en políticos de todas partes, partidos de fútbol con jugadores que valen su peso en oro, etc. todo lo anterior nos dejó turulatos, patidifusos y zorimbos, al mismo tiempo que pequeñas noticias que generarán dramas profundos dejaron de tener relevancia en la opinión pública: por ejemplo la nueva ley de extranjería que impedirá el reagrupamiento de los ascendientes menores de 65 años, paradoja mediante la cual un emigrante que se gana la vida cuidando a personas mayores en España, no tendrá la oportunidad de cuidar a los propios, además de la acentuación de la ecuación: emigrante irregular = a delincuente, el aumento a 60 días de estancia en los centros de internamiento, etc.

Pues eso que el mundo me tiene turulato, patidifuso y zorimbo

Es fiesta en España

lunes, 7 de diciembre de 2009

CARAS DE MEXICO


Pablo Ordaz publica hoy un bello artículo en “el país” donde compara dos de las grandes realidades mexicanas: por un lado el país sumido en la crisis, la corrupción, el narcotráfico, etc. y por otro lado un país que es referente de la cultura en Español, Ordaz Evoca la vieja canción del andaluz Carlos Cano que decía: "Granada vive en sí misma tan prisionera que sólo tiene salida por las estrellas", para terminar diciendo que la única salida que tiene México es a través de la cultura.

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara es desde hace unos años el evento cultural más importante en Español, y mientras narcotraficantes, políticos corruptos, crisis económica, etc, se empeñan afanosamente en destrozar al país, la cultura bulle como en pocos sitios del planeta, fundamentalmente entre muchos jóvenes, aunque también está la dolorosa realidad de seis millones de analfabetos, y unos cuantos más sin educación superior... y a pesar de todo la cultura respira.


Entre cientos de acontecimientos ocurridos en la Feria del Libro por ejemplo el premio Cervantes a José Emilio Pacheco, quiero resaltar la presentación del libro homenaje al pintor Zacatecano Manuel Felguérez, un hombre nacido en una pequeña comunidad del municipio de Valparaíso Zacatecas y máximo representante del arte abstracto.


El palacio de Bellas Artes ha abierto una exposición conmemorativa a los 80 años de vida del pintor Zacatecano, permanecerá abierta hasta el día 7 de febrero.


Ya no recuerdo quien fue el escritor que dijo que México le fascinaba porque lo mismo podrías ver a un volcán haciendo erupción de la nada o un hombre ladrándole a un perro, hoy podríamos decir –parodiando al poeta cubano Gustavo Sánchez Galárraga- “hay quien vive junto al vicio como vive una flor junto a un pantano”.


Feliz Lunes

FOTO: “La soledad del Llano” de Manuel Felguérez

sábado, 5 de diciembre de 2009

AGUILA DORADA


Todos sabemos que es de mal gusto preguntarle por la edad a una mujer, sin embargo cuando alguno se ha atrevido a preguntárselo, ella responde con sorna: “soy una joven de 20 años, con unos cuantos más de experiencia” y tiene razón.


Nos conocimos cuando yo estaba en estaba en esa búsqueda apasionada de saber lo que quería hacer en la vida, ambos éramos compañeros en la facultad, y fue gracias a las conversaciones con ella que puedo decir que soy afortunado: Encontré mi vocación.


Fueron largos fines de semana estudiando juntos, una gran mujer nos abría su casa a bisoños estudiantes de medicina para compartir los libros, el café, las risas y la mejor vista que hay de Zacatecas.


Recuerdo con alegría aquellos ratos en los que ella escuchaba con atención los pequeños relatos y poemas que escribía siendo yo casi un adolescente, en esa época la llamaba mi “Águila dorada”, la que enseñaba a otras águilas a volar, porque sin duda era mi maestra.


Ella me compartió las primeras enseñanzas en el arte de curar a la persona y no solamente a la enfermedad y no puedo menos que estar agradecido.


¿Qué cuantos años cumple hoy?, eso no importa, sigue siendo una joven con unos cuantos años de experiencia.


FELIZ CUMPLEAÑOS

miércoles, 2 de diciembre de 2009

CLAUSTRO DE PROFESORES


Esta mañana al salir del claustro de profesores mi sensación vital era de PERTENENCIA, me alegraba mucho ser parte de ese grupo de médicos incansables que roban tiempo de donde pueden para investigar, para escribir, para reflexionar, y todo de manera magnánima... he aprendido de todos: unos por su excelencia didáctica, otros por su pericia clínica, otros por sus doctas exposiciones... supongo que yo también habré aportado algo, cuando menos un toque de alegría.

Hemos reflexionado sobre lo teórico de la medicina que practicamos, sobre el carácter científico de nuestra actividad, hemos defendido nuestros puntos de vista con vehemencia y apasionamiento, pero con respeto a quien opinaba diferente, creo que nunca me había sentido tan integrado y feliz de pertenecer a este grupo médico de Barcelona.

Por la noche mientras el profesor de Chi Kung insistía en que escucháramos nuestro cuerpo sin calificativos, es decir, no valían apreciaciones del tipo : “Me siento mal”, “me siento bien”, simplemente teníamos que registrar las sensaciones sin calificarlas, era inevitable que yo me siguiera sintiendo feliz de tener estos miércoles de estudio, de cocinar cosas sanas, de Chi Kung y de otras cosas que no pienso explicar para que mi intimidad siga teniendo algún rincón incólume.

martes, 1 de diciembre de 2009

DIA DEL SIDA, DIA DE LITERATURA


Hoy reflexiono sobre el SIDA, y pienso en lo vulnerable del ser humano, y el SIDA como metáfora de tal fragilidad.

Los recientes descubrimientos revelan que muy probablemente la inmunodeficiencia adquirida a través de un virus, es mucho más antigua de lo que nos pensamos. Si tuviéramos los instrumentos adecuados para la búsqueda, encontraríamos huellas de inmunodeficiencia en toda la historia de la humanidad, el virus del sida sin duda es una de las caras de tal inmunodeficiencia, de tal vulnerabilidad.

Afortunadamente cada día la medicina ofrece mejores alternativas de tratamiento, y el mundo espera con ansiedad una vacuna. Lo anterior sin embargo no debe apartar nuestro pensamiento de los enfermos del tercer mundo que no tienen acceso a una buena alimentación, mucho menos a la correcta medicación. Sobre todo con ellos debe estar nuestro corazón y nuestra solidaridad.


Los avances médicos no deben soslayarnos de la responsabilidad para nuestra vida y para la vida de los demás; así como tampoco será fácil que la medicina aparte nuestra continua reflexión sobre la vulnerabilidad que implica el maravilloso hecho de existir.

Pero también hoy reflexiono sobre el poeta mexicano José Emilio Pacheco, quien recién había ganado el premio “Reina Sofía” de Poesía Latinoamericana, y que ayer ganó el premio “Cervantes”. Un poeta cercano, un docto lingüista quien sin embargo es humilde y sencillo.

Los mexicanos en las calles al ser entrevistados repetían la palabra “orgullo”, un país tan golpeado por la crisis, el narcotráfico, la gripe A, el gobierno corrupto, etc. es capaz de seguir dando esos triunfos morales –calificativo del diario “el país”-, esos frutos exquisitos.


Demos un abrazo cariñoso a quienes tienen que convivir con el estigma del virus que como dice Sabina “no muere, ni nos mata”, abracemos también al entrañable pueblo mexicano que hoy se enarbola bajo la figura de José Emilio Pacheco, y a todos ellos regalemos estas palabras del poeta:


"Ven gato, acércate más, eres mi oportunidad de acariciar al tigre".

domingo, 29 de noviembre de 2009

FATALISMO DE PERSISTENCIA


El sabio mexicano Proceso Sánchez Ortega, hablaba con frecuencia del“fatalismo de persistencia” inherente a todo ser humano, es decir, la mezcla molecular que somos, así como los pensamientos, sensaciones, emociones, etc. se organizan de la mejor manera para conservarnos vivos.

En la enfermedad los síntomas se convierte en esfuerzos que hacemos para regresar al equilibrio, movidos por esa inercia hacia la vida y la unidad. Ese mismo fatalismo lleva a los niños a comprobar su existencia con detalles tan simples como rascarse o jugar con sus genitales, o mueve a los adultos a que busquemos esa cosa tan simple que se llama felicidad.

El fatalismo de persistencia nos hace relacionarnos con otros seres humanos y nos permite al mismo tiempo sentirnos cómodos dentro de nuestra piel... y entonces podemos comprobar que lo que realmente le da sentido a nuestra vida es ese fluctuante equilibro entre nuestra soledad y las relaciones con otros seres humanos.

Estos días pude abandonar mis persistentes reflexiones, pues el fatalismo de persistencia me permitió disfrutar de dos de las mejores cosas que me dan vida: amigos y Barcelona, unos días agradables con sabor Zacatecano y una enésima comprobación de lo bella que es esta ciudad.

FOTO: Ayer la Barceloneta no entendía de elucubraciones y disquisiciones, el sol era el escenario donde amigos entrañables disfrutamos de una exquisita paella.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

MISS COLOMBIA


Me he enterado que Paulina Rubio cantó hace una semana en el concurso de “Miss Colombia” celebrado en Cartagena, y fuentes no periodísticas me han chivado que comía arepas rellenas de queso en plena calle. Me hizo mucha gracia, porque en marzo pasado, yo paseaba con otra rubia que estaba también obsesionada con comer arepas de Cartagena.

Allí mismo supimos que en el hotel donde nos hospedábamos, solía ser la sede de algún trozo del gran evento colombiano. Si quieren ustedes más chismorreo de mi parte, les diré que encontré a dos reinas en la terraza del hotel, a punto de lágrimas porque el jacuzzi no funcionaba, era muy gracioso verlas haciendo “pucheritos” con una mano en la boca que intentaba cubrir su aflicción y otra mano sosteniendo su corona.


Fue en Colombia donde encontré una veta interminable de videos del “youtube” donde las “misses” nos enseñan las verdaderas cosas de este mundo, ella suelen ser forjadoras serias de opinión pública, fuerte interminable de ternura y un dechado de cultura, pero no se confundan ustedes, sin duda la más grande de todas, es YEIRIS PAOLA, aquella que habla inglés “pero muy despacio”, más despacio que el catalán “intimo” de Jose María Aznar.

Estos y otros chismorreos, me hacen sonreír y me hacen aguantar los diez mil kilómetros que me separan de un gran amigo que hoy cumple años, y a quien para felicitarlo –además del efusivo abrazo- le haría un discurso que haría temblar a la mismísima “miss” que sabe a ciencia cierta que la confusión nació con CONFUCIO.


FELIZ CUMPLEAÑOS GERMAN


FOTO: Una calle de Cartagena

domingo, 22 de noviembre de 2009

OTOÑO EN PAMPLONA


Ayer se fue; mañana no ha llegado;

hoy se está yendo sin parar un punto:

soy un fue, y un será y un es cansado”

Quevedo


Dice Marguerite Yourcenar que “el tiempo es el gran escultor”, efectivamente el tiempo es el que le da el correcto peso a las cosas, el que pone los asuntos de la historia en su dimensión justificada, el que ayuda al hombre prudente para que no sucumba a la prisa, al impulso, para que delante de las dificultades pueda entrenarse en la paciencia.


Sin duda los físicos nos podrán explicar que en el fondo el tiempo no existe, no es más que una coordenada más que el entendimiento utiliza para interpretar la realidad que percibe, es el eje de la historia universal, San Agustín de Hipona, consciente de tal problema se adelanta y nos habla del tiempo como “una distensión del alma”, es decir una manera más de percibir en el ser humano.


Estas cosas reflexionaba yo mientras asistía a la epifanía otoñal: miraba como las hojas ocres, marrones, vino, rojas, caían de los árboles y tapizaban el suelo, y a pesar de que aún se podía ver alguna extraviada y estival mariposa, la contundencia de las hojas cayendo, y el viento suave y frío sobre la cara constataban el inexorable paso del tiempo.


Y entonces me alegré de esa temporalidad, porque gracias a esa sucesión de hechos estaba yo aquí en Pamplona, haciendo una de las cosas que más me gusta: entender lo que le pasa al corazón humano (vamos ejercer de médico).


El encuentro y las conversaciones con los amigos delante de unos exquisitos pinchos y unos buenos vinos, hicieron que borráramos cualquier elucubración respecto del tiempo.


FOTO: Un rinconcito en Pamplona

viernes, 20 de noviembre de 2009

COMO ME DESHICE DE QUINIENTOS LIBROS (Augusto Monterroso)


¿ Cómo tiene lugar este proceso? Un día está uno tranquilo leyendo en su casa cuando llega un amigo y le dice: ¡Cuántos libros tienes! Eso le suena a uno como si el amigo le dijera: ¡Qué inteligente eres! y el mal está hecho. Lo demás ya se sabe. Se pone uno a contar los libros por cientos, luego por miles, y a sentirse cada vez más inteligente. Como a medida que pasan los años (a menos que sea un verdadero infeliz idealista) una cuenta con más posibilidades económicas, uno ha recorrido más librerías y, naturalmente, uno se ha convertido en escritor, uno posee tal cantidad de libros que ya no sólo eres inteligente; en el fondo eres un genio. Así es la vanidad esta de poseer muchos libros...

Feliz fin de semana, yo me voy a Pamplona a trabajar.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

MI ABUELO Y LA CIUDAD


Empecé mi jornada de la mano de un sabio Barcelonés que nos explicaba los productos de una ciudad y su consonancia analógica en la vida de los seres humanos, era evidente que el epitome de todos ellos era el dióxido de carbono, aunque había más, entre otros: insectos, ratas, palomas, basura, ruido, electricidad, deshechos humanos, lantánidos utilizados para que funcionen los teléfonos móviles, las pantallas del ordenador, etc.

Nos explicaba aspectos peculiares que el ser humano tiene respecto de las ciudades, por ejemplo que más del 50 por ciento de los seres humanos vivimos en las ciudades, que es paradójico el hecho de que los urbanos somos al mismo tiempo activos imparables con un halo de cansancio crónico; que lo que nos llega a enfermar es el asunto de hacer cosas por hacer, sin estar presentes para lo que de verdad amamos.

Entonces salí decidido a comprobarlo y dejé la moto aparcada, con el objetivo de encontrarme cara a cara con la realidad urbana, y percibir esa soledad en medio de tanta gente; esa rutilante vida social versus la indiferencia hacia los peatones (y viceversa claro está), percibir el comportamiento en los cruces de las avenidas analógico al movimiento que hacen hormigas, ratas y palomas. Pero también tengo que decir que en la ciudad que vivo es difícil ver a esos tres millones de personas que en Tokio (en el cruce llamado Shibuya) se encuentran cada día.

En Barcelona por el contrario encontré una ciudad luminosa, donde a ratos me parecía que el reflejo de la luz sobre los otoñales árboles hacían un juego prístino y pueril, y yo me regocijaba siendo testigo.

Después comprobé que efectivamente las ciudades (y quizás esta en particular) te dan la oportunidad de vivir cosas de manera muy intensa, y no quiero hacer un relato minucioso de ellas, porque al hacerlo revelaría mucho de mi intimidad, y aún pienso que el hombre que ha perdido su intimidad lo ha perdido todo, pero era consciente que en mi pequeña ciudad difícilmente hubiera vivido las situaciones intensas que Barcelona me ha dado en un solo día.

Me subí a la bici porque necesitaba ver el mar, no me pregunten ustedes desde cuando el mar es una especie de respiración para mis huesos, lo cierto es que la percepción del aire marino sobre mi rostro, me dio una sensación de reconciliación, yo dije que era con la ciudad, aunque la verdad no estoy reñido con ella, quería pensar que conmigo mismo, pero tampoco, porque en general me siento a gusto en mi piel, entonces pensé que la nitidez lingüística diciendo “reconciliación” no era del todo correcta, quizás tenía que haber dicho “asentimiento”, pero me daba lo mismo, yo estaba en armonía, un punto de equilibrio entre la acción y la reflexión, entre la adrenalina que se libera con un ejercicio físico y las endorfinas que nos regalan unos minutos de meditación.

Entonces me acordé que una señora me preguntó que porque su hijo se rascaba tanto, evidentemente quería una respuesta superior a la que le había dado el dermatólogo: Sarna (es decir sarcoptes scabei), entonces a mi se me ocurrió que el niño se rascaba para comprobar su existencia, y la madre asintió, no tengo espacio para explicar que mi disquisición intelectual estaba acertada, aún cuando la había hecho sin previa reflexión, pero créanme, el niño necesitaba comprobar su individualidad, como todos lo necesitamos de vez en cuando.

Me he distraído del asunto que me traía hasta aquí, que era, reflexionar sobre la “energía” que tiene una ciudad, y déjenme explicarles a ustedes que en algún momento de mi paseo ciclista –nocturno-, una sacudida del alma me dejó un tanto perplejo y triste al unísono, entonces apagué la música y me puse a mirar el mar, y me dio una ligera pena al pensar que mi abuelo DON PANCHO de 98 años recién cumplidos nunca conoció el mar, y parece ser que nunca lo conocerá pues ha entrado en el declive total de su vida, él que hasta hace unos pocos meses aún era capaz de subirse a su burro para ir al campo que le daba vida, él al que una vez le dije –siendo su sembrador- que yo no nací para el campo, ese par de viejecitos que incrementan mis ganas de ir cada tres meses a México solo para comprobar el milagro de sus arrugas y los latidos de su corazón que llevan un maratón de más de 90 años, y me dio mucha pena pensar que probablemente no tendré el privilegio de asistir a su entierro, yo que he sido su médico en los últimos quince años.....

Pero vino el sabio Jaime Sabines, que en circunstancias similares le dijo a su tía Chofi: “Amanecí triste el día de tu muerte, tía Chofi, pero esa tarde me fui al cine e hice el amor.” A mi desde que me dijeron que mi abuelo está en los últimos días de su vida, me ha dado por estar triste y al mismo tiempo estar intenso, y he podido sentir en mi corazón que naciendo campesino, tengo un corazón urbano, y seguramente mis antepasados lo aprueban.

He empezado el día reflexionando en la vida urbana, mientras una vida totalmente rural se apaga como se apaga una vela que ha irradiado energía y alegría.
FOTO: Plaza de Cataluña, sito en el cual muchas veces he pensado en mi vida urbana y la entrañable vida rural de mi abuelo.

domingo, 15 de noviembre de 2009

WALT WHITMAN Y NATSUME SOSEKI


Natsume Soseki.- Cuando conocí tu poema “Canto a mi mismo” la epifanía de un hombre tan optimista y exultante me abrumó, sentí que mis perennes dolores físicos, y mi carácter taciturno se acrecentaban y generaban en mi una sonrisa que pretendía –al contrario de ti- ser compasiva de mi mismo, y solo conseguía ser metáfora de mi espartana tristeza.

Walt Whitman.- Desde la eternidad omnisciente que habito, fruncí un poco el ceño cuando leí el ensayo que escribiste sobre mi poesía, y luego seguí con admiración la maestría con la que escribías el estilo “kanshi” y “Haikus”, y lo que más disfruté fue esa progresiva compasión hacia el hombre, a los sencillos gestos humanos, a veces amargos, a veces beatíficos, con silencios evocadores y sobre todo con un intenso lirismo.

Natsume Soseki.- Tienes razón, ambos con un profundo lirismo, pues dicen los críticos de ti y de mí, que no correspondimos a ninguna escuela, y tampoco la formamos, aunque parece ser que son muchos los que nos toman como referencia, es un asunto que lo vivo con reserva, pues mi escritura no nacía con el ánimo de tener adeptos, escribía porque el “Kokoro”, o corazón que habita en todas las cosas, resonaba en mi con facilidad, en especial las modulaciones del corazón humano, y yo simplemente transmutaba ese interior en palabras

Walt
Whitman.- “Canto a mi mismo” fue considerado por los lectores de mi época una temeraria parodia épica, yo intentaba del principio al fin, registrar a una persona, a un ser humano (a mí mismo, en la segunda mitad del siglo XIX, en América) libre, completo y verdaderamente en la historia, y me quería presentar lleno de vida.

Natsume Soseki.- Los que te leímos póstumamente, fuimos conscientes de las grandes contradicciones que había en la persona en referencia a su obra, y por más esfuerzos que hiciste en parecerte a un trabajador y hacer causa común con los oprimidos y con la gente del pueblo, sabes que eras consciente de tu esfuerzo personal hasta la saciedad para convertirte en una persona carismática, te convertiste en un Apolo asediado por las mujeres, y sin embargo esa belleza extraordinaria física con la que la naturaleza te prodigó no bastó para alegrarte del todo en la vida.

Walt
Whitman.- Yo seguí con mucho cuidado tus depresiones, tu inmensa soledad, especialmente cuando viviste en Inglaterra, y considero una diáspora exagerada tu aversión a lo inglés y occidental, a través de la literatura, fuiste capaza de extraer la “belleza” que anida en todo ser según la filosofía occidental perenne, pero nunca pudiste superar esa risa que te provocaba tu propia figura exigua en los espejos de los escaparates londinenses, así que seguro que ahora eres consciente de que nuestra propia historia nos modula, yo me crié en una familia de psiquiatría con un padre alcoholizado y tu dado en adopción dos veces, y acosado por los chantajes de tu padre adoptivo una vez que fuiste famoso, ambos intentamos superar las vicisitudes personales mediante la palabra: la mía optimista, la tuya discretamente afligida.

Natsume Soseki.- Confieso que superando el exacerbado optimismo de tu obra -el cual no comparto-, disfruté mucho tu intento de unir la dualidad en general, te sientes parte de los jóvenes y de los viejos, te ves en toda la gente, y ninguno es más y ninguno es menos, conseguiste que cualquier hombre o mujer americana (incluso los niños) te sintieran suyo.

Walt
Whitman.- Devuelvo tu elogio manifestando, que en Kokoro, no le quisiste dar nombre al “Sensei”, al maestro porque te parecía que los maestros se les reconoce así de manera natural, sin nombre, y sin duda tus obras te han convertido en un maestro en oriente y en occidente, has conseguido que esa discreta tristeza que hay como música de fondo en tu obra, se convierta en el espacio ideal para la reconciliación de múltiples corazones afligidos por las cuestiones existenciales que aquejan al hombre desde siempre: el amor y la vida, y lo hiciste con palabras agarradas a la carne y a los huesos de tus protagonistas.

Ambos escribían de la misma cosa con diferentes registros.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

DEN HAAG



He venido a La Haya con el objetivo de encontrarme con un maestro de la ciencia y el arte que me dedico, pero también tenía una espartana emoción de pisar la tierra donde pasó sus últimos años el gran sabio Spinoza.


Delante de su casa estaba emocionado intentando visualizar la vida de ese hombre independiente, descendiente de españoles expulsados, rebelde, que prefirió ganarse la vida como humilde pulidor de cristales a ser condicionado en su pensamiento en una cátedra; perseguido por la Iglesia –su tumba fue profanada-, un gran espíritu libre que contribuyó a la libertad de educación y creencias que vivimos en la actualidad.


Me he dado tiempo de hacer una breve escapada para ver el museo Mauritshuis, y ver esa famosa obra de Vermeer “La joven de la perla”, “La lección de anatomía del doctor Tulp” de Rembrandt, entre otras. Creo que le estoy encontrando gusto a los museos.


FOTO: el museo Mauritshuis de perfil. Y la joven de la perla.

viernes, 6 de noviembre de 2009

PARA CANTAR RANCHERAS

Concha Buika nos cantó anoche “Volver, Volver” y “El último trago” entre otras, una voz que en los primeros registros se percibe dulce y áspera a la vez, que seduce al oído pero que se rompe innecesariamente en todos los registros altos.

Y es que mire usted, para cantar las canciones de José Alfredo, con la pasión que canta Chavela o Vicente Fernández, hace falta algo más que simplemente tener el corazón herido, hace falta tener un desgarro existencial, una melancolía infinita (como la que anida en el corazón de los mexicanos), ser un adepto a la religión del tequila, en una palabra: una transmutación de las letras de las canciones en vida.

Concha tiene una voz bella y peculiar, que se descompone en esa rebeldía que no acaba de encontrar sus causas, ella dedica sus canciones a los “amores imposibles”, a “los bien paridos”, “a los que no tienen remedio”, y cada mini reflexión termina diciendo “Como yo”. Comprendí que sus gritos desgarradores que intentan ser canto, son en realidad una búsqueda de cual es su verdadero sitio en el mundo, sin duda lo conseguirá, tiene carisma, energía, voz, dominio de la escena, etc. pero para cantar una ranchera, sigo prefiriendo a Chavela.

jueves, 5 de noviembre de 2009

CUENTO TECNOLÓGICO


(Enviado por una querida amiga)
Algunas veces es un error juzgar el valor de una actividad simplemente por el tiempo que toma realizarla...

Un buen ejemplo es el caso del ingeniero que fue llamado a arreglar una computadora muy grande y extremadamente compleja... una computadora que valía 12 millones de dólares.

Sentado frente a la pantalla, oprimió unas cuantas teclas, asintió con la cabeza, murmuró algo para sí mismo y apagó el aparato.
Procedió a sacar un pequeño destornillador de su bolsillo y dio vuelta y media a un minúsculo tornillo.

Entonces encendió de nuevo la computadora y comprobó que estaba trabajando perfectamente.
El presidente de la compañía se mostró encantado y se ofreció a pagar la cuenta en el acto.

-"¿Cuánto le debo? "-preguntó.
- "Son mil dólares."
- "¿Mil dólares?... ¿Mil dólares por unos momentos de trabajo? ¿Mil dólares por apretar un simple tornillito? ¡Ya sé que mi computadora cuesta 12 millones de dólares, pero mil dólares es una cantidad disparatada!
La pagaré sólo si me manda una factura perfectamente detallada que la justifique."

El ingeniero asintió con la cabeza y se fue.
A la mañana siguiente, el presidente recibió la factura, la leyó con cuidado, sacudió la cabeza procedió a enviar el pago en el acto, sin chistar. La factura decía:


------------------------------------------------------------------
Detalle de servicios prestados:



Apretar un tornillo........... .... .... .... .... ... 1 dólar
Saber qué tornillo apretar...... ........ ..... 999 dólares
------------------------------------------------------------------
FOTO Steen, Jan (Visita a la enferma de "mal de amores")

Rijksmuseum, Amsterdam.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

CRIMEN Y CASTIGO


La arrogancia ha esculpido en mi, un médico que difícilmente recomienda libros a los pacientes, pues en un contexto terapéutico tus palabras son evaluadas, meditadas y sobre todo juzgadas. En un contexto de amistad es diferente.

Hace días recibí un sobre procedente de los Estados Unidos con una pequeña tarjeta de felicitación y unos dólares “para que te compres el libro que más te guste”, con la alegría de testificar el milagro de que el dinero haya llegado en ese simple sobre sin seguridad alguna, me dirigí a la librería LAIE de la calle Pau Claris y como siempre disfruté de tocar libros que aún no he leído y que sin duda guardan sabiduría, pasiones, sentido de vida, etc. sin embargo me decanté por dos que ya he leído: “Hojas de hierba” de Walt Withman, y “Crimen y Castigo” de Dostoievski.

Hoy me he arriesgado, y en un contexto terapéutico he recomendado ambos libros.

sábado, 31 de octubre de 2009

CALAVERAS PARA SILVIA


Hace años en el jardín de la casa paterna de mi querida amiga Silvia, un indígena huichol invitado a nuestra comida, al percatarse de que aquel barrio de Zacatecas estaba rodeado de una valla, con una caseta de seguridad a la entrada (no alcanzó a ver que también tenía campo de golf) preguntó de manera inocente; “¿porqué tienen encerrada a toda esta gente?”, yo no se si mi amiga Silvia escuchó aquella pregunta, pero hace siete años dejó aquel lugar seguro y hoy vive su aventura personal en Barcelona.


Para elogiarla solo diré que sin duda “Sabe cocinar su vida” y aderezar con su encanto a los que nos relacionamos con ella.


Ella nació el primero de noviembre, día de los santos, y víspera de la gran “Fiesta de los muertos” por si alguien no lo sabe los mexicanos jugamos con la muerte, la festejamos, la bailamos, es nuestra manera de estar en consonancia con los que ya han marchado. Yo siendo mexicano la miro con respeto, la bailo, la celebro, pero confieso que le tengo miedo.


En estas fechas se acostumbra regalar una “calavera” de dulce con el nombre de tus amigos que más quieres, o bien demostrar tu cariño haciendo versos simples con la muerte como música de fondo, (también se les hacen versos a los políticos) así que hoy felicito a mi gran amiga Silvia con estas “calaveras”.


CALAVERAS PARA SILVIA


Nacida el día de los santos

En una ciudad desértica

Nunca se imaginó la pobre

Que acabaría tan esquelética


Inquieta desde muy pequeña

Organizadora de juegos y rumbas

Hoy se la pasa bailando

Alborotando las tumbas


Era la reina de las kermesses

Niña y guapa adolescente

Las monjas del “Juana de Arco”

No la prepararon pa’ la muerte


Madre joven y admirable

Que bebía la vida a borbotones

Hoy sigue siendo la reina

Pero sólo de los panteones


Salió desde zacatecas

Esta mujer muy sincera

Quería llegar a Barcelona

Solo llegó a calavera


A veces desde la tumba

Le suspira a la catedral

A los tacos envenenados

Y a las gorditas de nopal


Ya me voy ya me despido

No olviden a la gran Sisa

Que no se asusten esta viva

Está muerta pero de risa


PER MOLTS ANYS

jueves, 29 de octubre de 2009

NUESTRA HISTORIA


Nos gustan las historias porque nos recuerdan que los seres humanos compartimos anhelos y temores; incertidumbre y búsqueda de felicidad, etc.


Cuando sabemos de otras historias, regresamos a la nuestra con más presencia, nos hemos enriquecido, hemos participado de otras vidas y volvemos a la nuestra asintiendo de manera más intensa.


Las historias ajenas nos enriquecen, aprendemos de ellas; aunque a veces, leyendo otras historias podríamos sentirnos decepcionados de la que nos pertenece y entonces pretendemos refugiarnos en otra diferente y ajena, y vivimos otras vidas y dejamos pasar la propia.


Es bueno leer grandes historias porque le dan fortaleza a la nuestra, pero sobre todo, es vital vivir a conciencia la propia vida, la propia historia, es la que nos pertenece, es con ella que somos auténticos, es mediante ella que alcanzamos plenitud.

FOTO: Arlequín con espejo de Pablo Picasso

miércoles, 28 de octubre de 2009

BREVE APUNTE SOBRE LA FELICIDAD


Ser feliz es un asunto muy simple, muy sencillo, tanto que la gente se resiste a serlo. Como médico compruebo cada día que incluso en situaciones difíciles se puede ser feliz ¿cómo es posible que un paralítico sea feliz?, ¿cómo puede un enfermo de cáncer estar feliz?, las personas no nos definimos por una dificultad, un desencuentro, una pérdida, un diagnóstico.

Un huérfano también puede sentir el agua tibia en su piel, un enfermo de cáncer también puede contemplar una rosa... el infeliz en cambio, es incapaz de apartar su pensamiento del objeto del dolor.


La felicidad no es un “continuum”, sería muy aburrido e inaguantable ser feliz de manera constante, es más bien una actitud. El hombre feliz toma con alegría lo que la vida le da, y con la misma alegría suelta lo que la vida le quita.

ODALISCA CON PANDERETA DE MATISSE

sábado, 24 de octubre de 2009

MUCHAS GRACIAS


El filósofo del pueblo mexicano nos enseñó que la vida no vale nada, a irnos hasta el último trago y que todos somos “El Rey”, pero ese mismo guía del pueblo escribió una bellísima canción que simplemente dice: GRACIAS “como puedo pagar que me quieran a mi y a todas mis canciones”.

No quisiera parecer petulante, pero desde niño he estado rodeado de muchos amigos, y hasta hace poco me lo explicaba por las palabras que Pedro Almodóvar puso en boca de Agrado “Porque siempre me he esforzado en agradar a la gente”, pero hace tiempo que ya no me esfuerzo y los amigos siguen presentes, entonces pienso que simplemente me he relacionado con amigos que son igual de intensos.


Alguna vez me preguntaron -cuando era niño- ¿que quería ser de mayor? respondí tranquilamente: Niño. Como la pregunta se repitió muchas veces aprendí a decir que quería "ser bien chingón", "ser un ingeniero rico", etc. pero seguramente lo respondía para deleite de mis adultos que me interrogaban, en el fondo de mi, quería seguir siendo niño y en buena parte lo he conseguido, aunque el espejo dibuja arrugas y canas que dicen casi cuarenta, mi espíritu y mi candidez siguen siendo las de un niño.

Tengo que matizar que decía que quería ser rico para “tener muchas mujeres”. (Aquí reservamos un espacio para las risas del público)... lo cierto es que a los cuarenta ya estamos todos casados: con una persona, con una idea, con un trabajo y en el peor de los casos con un vicio, yo me he casado con dos cosas: con mi trabajo y con mis amigos y a ambos les estoy agradecido.

Hay muchas cosas que seguramente puedo mejorar, pero soy benevolente conmigo mismo, no me gusta hacer reflexiones sobre mi vida en alguna resaca de domingo, la filósofa Agrado, dijo una gran verdad que “Uno es más auténtico en la medida que se parece más a lo que siempre soñó” y yo me he esforzado mucho por ser auténtico... estoy en ese camino.


Hay tantas cosas por las cuales estar agradecido, son tantas las personas a las que puedo dar gracias, que solo diré que estoy sobre todo muy agradecido con mis padres, a través de ellos recibí la vida, cuidaron de mi salud, alimentación y educación cuando era niño; siempre han confiado en mi cuando me han visto confundido en la vida, cuando he tenido momentos muy difíciles me han ofrecido sus brazos y su consuelo, mi padre me llevó a inscribirme a la facultad de medicina, sin duda la cosa más importante de mi vida. Las cosas más importantes como padres las han hecho muy bien.

En la fiesta de los cuarenta, falta mucha gente que está del otro lado del atlántico, en la fiesta de los cincuenta seguramente los estaré extrañando a ustedes.

viernes, 23 de octubre de 2009

EN MOSCÚ LOS RICOS TAMBIEN LLORAN

Tengo una reciente amistad con un filólogo, él es ruso y su especialidad es el castellano, cuando le conocí le espeté “Moscú no cree en las lágrimas”, me contestó “Pero en Moscú, los ricos también lloran”, y de esta manera ambos evitamos el acercamiento lejos de los tópicos sobre Rusia o sobre México, y al ser ambos de provincia hemos tenido la oportunidad de enterarnos de cosas diferentes de nuestros países, cosas que ocurren fuera de los reflectores que apuntan a Moscú o ciudad de México.
Hemos hablado de literatura rusa, pero también de culebrones mexicanos, pues no debemos olvidar que Rusia se paralizaba con la transmisión de “Los ricos también lloran”, y así como los culebrones catalanes me ayudaron a mi a aprender el catalán de la calle, a él le han ayudado las series Españolas y los culebrones mexicanos.
Toda reflexión en torno a las cuestiones literarias es para mi punitiva y liberadora al mismo tiempo. Recientemente una entrañable amiga me decía tímidamente “últimamente escribes más de lo que lees”, cuando justamente tengo la sensación de que ¡Ya debería publicar algo!, pues coincido con Kureishi “Nunca te encontrarás a ti mismo en un libro a menos que lo escribas tu”.
Sin duda el proceso creativo se acelera cuando un hombre entra en crisis, porque cualquier hombre en un momento de crisis recurre a lo que mejor conoce, el homicida al homicidio, el ladrón al latrocinio, el mentiroso a la mentira, el escritor a la escritura. Y junto con mi amigo Ruso, recordamos como Agobiado por sus deudas, Fyodor Dostoyevsky se comprometió a escribir “El jugador” en poco tiempo, para ello pidió ayuda a la joven taquígrafa Anna Grigórievna Snítkina, consiguió dos cosas, escribir la obra en 26 días y al mismo tiempo conseguir mujer, pues ella se quedó a vivir con él.
Quizás debería firmar un contrato y ponerme a escribir algo.