sábado, 26 de febrero de 2011

APRENDIZAJE


Estoy convencido de que se aprende mucho más con la felicidad, pero debes estar despierto y atento; porque si estás dormido entonces vendrá el dolor a despertarte y enseñarte.

FOTO: Un recuerdo del museo de arte ruso de San Petersburgo

sábado, 19 de febrero de 2011

TAXI DRIVER 35 años


Al ver esta película, me da pena que no la haya visto Arthur Schopenhauer quien en su pesimismo llegó a decir: “Puesto que el hombre en su totalidad es sólo el fenómeno de su voluntad, nada puede resultar más absurdo que, partiendo de la reflexión, querer ser algo distinto de lo que se es”.

35 años de una película con un lirismo existencialista que raya en la belleza y que tiene como corolario la violencia como signo inequívoco de la sordidez que a veces comporta la existencia de los seres humanos.

Taxi Driver es –de alguna manera- la catapulta de grandes personajes cinematográficos: El maestro Scorsese, el inigualable De Niro y una jovencísima Jodi Foster que a sus 12 años ganó el Oscar actuando de prostituta adolescente.

Al igual que el taxista, yo también quiero dormir.

jueves, 17 de febrero de 2011

BILLY WILDER


Al recibir el Oscar en 1993 por "Belle Epoque" Fernando Trueba dijo: "Quisiera creer en Dios para darle las gracias, pero sólo creo en Billy Wilder. Gracias, míster Wilder".

Al día siguinte Billy Wilder lo llamó diciéndole: “Hola soy Dios y desde que hiciste tu comentario la gente se arrodilla a mi paso por la calle”


Con Wilder es imposible escapar a las innumerables anécdotas que generaban sus películas. En Testigo de cargo, para mostrar una pierna de Marlene Dietrich, escribió una escena que requirió 145 extras, 38 dobles y $90,000 dólares, una fortuna en 1957. Una curiosidad: al final de la película, una voz en off recomienda no contar el final a sus amistades.


Otra anécdota: hacía tanto frío la noche que Jack Lemmon (uno de sus actores fetiche) rodó en Central Park para El apartamento, que tuvo que ser rociado con anti-congelante para evitar que la llovizna se convirtiera en hielo.


Cuentan las malas lenguas que en una ocasión, ordenó a un camarógrafo “Rueda algunas escenas fuera de foco, quiero ganar el Oscar a la Película Extranjera”.
El mundo conoció en Wilder a una de las mejores razones para reír y reflexionar.

Se habla mucho recientemente de Marylin Monroe y su supuesto video pornográfico, pues bien para ir en contracorriente con el asunto, propongo que veamos dos películas de ella del genio Billy Wilder La tentación vive arriba -The Seven Year Itch - (57) y Con faldas y a lo loco -Some Like It Hot- (1959)

miércoles, 9 de febrero de 2011

KJELL ASKILDSEN los cuentos


Había una chica en la librería "La central" de la calle Mallorca de Barcelona que nunca se equivocaba con sus recomendaciones, gracias a ella descubrí a Leonard Michaels, Edmund White, Kjell Johansonn, etc. a principios del 2011 me recomendó los cuentos del noruego KJELL ASKILDSEN, un maestro de las narraciones cortas. Al hojearlo descubrí que los buenos relatos cortos deben ser una minúscula obra de arte y Askildsen lo consigue, aquí una muestra, el inicio del relato AJEDREZ: "El mundo ya no es lo que era. Ahora, por ejemplo, se vive más tiempo. Yo tengo ochenta y muchos, y es poco. Estoy demasiado sano, aunque no tenga razones para estar sano. Pero la vida no quiere desprendesre de mí. El que no tiene nada por qué vivir, tampoco tiene nada por qué morir. Tal vez sea ese el motivo".
Una vez más la literatura le da sentido a nuestra realidad, nos permite superar el caos, nos da felicidad y en algunos casos nos ayuda sobrevivir a los retos que la vida nos pone delante.

lunes, 7 de febrero de 2011

AZAFATA


“¿Something to drink?”, dijo ella con una mirada serena y firme, aquellos ojos no solo eran la ventana de su alma, eran también los prismáticos de quien ha visto las suficientes cosas para aprender a confiar y desconfiar de los seres humanos al mismo tiempo. 
El brillo de sus ojos era opacado tenuemente por unos párpados que tenían la ligera caída de aquellos que ya conocen el sufrimiento profundo, la actitud yuxtapuesta de ojos y párpados revelaban que ella había vivido las suficientes experiencias para tener una amplia cosmovisión; su mirada destilaba perspicacia más que suspicacia, y puede ser que incluso un atisbo de ternura, no demasiada porque su porte en general te avisaba que gestionaba bien lo frívolo y lo efímero, lo importante y lo perenne en las relaciones humanas. 
Las discretas arrugas que se dibujaron al sonreír mientras preguntaba, no desteñían en nada su belleza, antes bien la hacían sincera, como aquellas esculturas francesas que no necesitaban retoque: sin cera. 
El conjunto de la cara te hablaba de una casa sosegada, de un labriego que no ha sucumbido a las plagas y a las tormentas y termina la cosecha alegre de haber superado las dificultades. 
La flacidez de su antebrazo, las arruguitas en su cuello, su voz grave pero firme, como queriendo horadar el aire que había entre ella y sus interlocutores, etc. todos esos rasgos físicos me hicieron pensar que pasaba de los cincuenta. “¿Something to drink?”, “just black coffee please”.

viernes, 4 de febrero de 2011

¿QUIEN SOY?


Desde que nacemos nos vamos esforzando en saber quienes somos, desde recién nacidos vamos adquiriendo conocimientos sobre nosotros mismos, por ejemplo cuando el niño es capaz de reconocer sus manos como propias.

La búsqueda de nuestra identidad se va construyendo con la realidad que nos envuelve, la observación de nuestro cuerpo, las explicaciones que el entorno nos va dando, pero también con nuestras fantasías.

Todo ser humano en mayor o menor medida vive disociado entre lo que piensa que es y lo que realmente es, y quizás el camino de la sabiduría incluye hacer converger lo más posible el YO ideal del YO real.

Con los años nos vamos construyendo una personalidad a la que paradójicamente no conocemos bien del todo, y somos muchos los que nos esforzamos por acrecentar la imagen que pretendemos sea conocida por los demás, pongo por ejemplo a Susan Sontag, quien elegía cuidadosamente cualquier fotografía que fuera a ser publicada de ella, las palabras que iba a decir, etc. los biógrafos han llegado a dudar sobre pequeñas historias que explicaba respecto de su infancia, sin embargo no podríamos entender a Susan Sontag sin esos pequeños relatos, sean reales o ficticios.

El escritor tiene la ventaja de construir con su fantasía todas las historias, pero el buen escritor está convencido que sus relatos, sus personajes son entidades en sí mismas que irrumpen en su mente para ser plasmadas.

Sería interesante reflexionar sobre la cara que hemos querido mostrar al mundo, ser capaces de evaluar la distancia entre nuestro YO ideal y nuestro YO real.

En esta búsqueda del YO, hay casos extremos: Por ejemplo Tania Head, la víctima más famosa de la Red de Supervivientes del World Trade Center, de hecho su presidenta, la guía preferida de la Zona Cero y la cara de las víctimas para el mundo. Nadie dudó de ella durante casi 5 años: Michael Bloomberg, Rudolph Giuliani, George Pataki, le rindieron sentidos homenajes.

En el año 2007 se desveló el fraude, Tania Head era en realidad la española Alicia Esteve, quien ni siquiera estaba en Nueva York ese día, no cometió delito alguno, ni siquiera se aprovechó económicamente, y la justicia, la estadounidense o la española, no tiene más que decir.

Parece que en año 2008 Alicia se suicidó, hay quien duda del asunto, quizás siga haciéndose la pregunta ¿Quién soy?