sábado, 19 de febrero de 2011

TAXI DRIVER 35 años


Al ver esta película, me da pena que no la haya visto Arthur Schopenhauer quien en su pesimismo llegó a decir: “Puesto que el hombre en su totalidad es sólo el fenómeno de su voluntad, nada puede resultar más absurdo que, partiendo de la reflexión, querer ser algo distinto de lo que se es”.

35 años de una película con un lirismo existencialista que raya en la belleza y que tiene como corolario la violencia como signo inequívoco de la sordidez que a veces comporta la existencia de los seres humanos.

Taxi Driver es –de alguna manera- la catapulta de grandes personajes cinematográficos: El maestro Scorsese, el inigualable De Niro y una jovencísima Jodi Foster que a sus 12 años ganó el Oscar actuando de prostituta adolescente.

Al igual que el taxista, yo también quiero dormir.

No hay comentarios: