sábado, 31 de octubre de 2009

CALAVERAS PARA SILVIA


Hace años en el jardín de la casa paterna de mi querida amiga Silvia, un indígena huichol invitado a nuestra comida, al percatarse de que aquel barrio de Zacatecas estaba rodeado de una valla, con una caseta de seguridad a la entrada (no alcanzó a ver que también tenía campo de golf) preguntó de manera inocente; “¿porqué tienen encerrada a toda esta gente?”, yo no se si mi amiga Silvia escuchó aquella pregunta, pero hace siete años dejó aquel lugar seguro y hoy vive su aventura personal en Barcelona.


Para elogiarla solo diré que sin duda “Sabe cocinar su vida” y aderezar con su encanto a los que nos relacionamos con ella.


Ella nació el primero de noviembre, día de los santos, y víspera de la gran “Fiesta de los muertos” por si alguien no lo sabe los mexicanos jugamos con la muerte, la festejamos, la bailamos, es nuestra manera de estar en consonancia con los que ya han marchado. Yo siendo mexicano la miro con respeto, la bailo, la celebro, pero confieso que le tengo miedo.


En estas fechas se acostumbra regalar una “calavera” de dulce con el nombre de tus amigos que más quieres, o bien demostrar tu cariño haciendo versos simples con la muerte como música de fondo, (también se les hacen versos a los políticos) así que hoy felicito a mi gran amiga Silvia con estas “calaveras”.


CALAVERAS PARA SILVIA


Nacida el día de los santos

En una ciudad desértica

Nunca se imaginó la pobre

Que acabaría tan esquelética


Inquieta desde muy pequeña

Organizadora de juegos y rumbas

Hoy se la pasa bailando

Alborotando las tumbas


Era la reina de las kermesses

Niña y guapa adolescente

Las monjas del “Juana de Arco”

No la prepararon pa’ la muerte


Madre joven y admirable

Que bebía la vida a borbotones

Hoy sigue siendo la reina

Pero sólo de los panteones


Salió desde zacatecas

Esta mujer muy sincera

Quería llegar a Barcelona

Solo llegó a calavera


A veces desde la tumba

Le suspira a la catedral

A los tacos envenenados

Y a las gorditas de nopal


Ya me voy ya me despido

No olviden a la gran Sisa

Que no se asusten esta viva

Está muerta pero de risa


PER MOLTS ANYS

jueves, 29 de octubre de 2009

NUESTRA HISTORIA


Nos gustan las historias porque nos recuerdan que los seres humanos compartimos anhelos y temores; incertidumbre y búsqueda de felicidad, etc.


Cuando sabemos de otras historias, regresamos a la nuestra con más presencia, nos hemos enriquecido, hemos participado de otras vidas y volvemos a la nuestra asintiendo de manera más intensa.


Las historias ajenas nos enriquecen, aprendemos de ellas; aunque a veces, leyendo otras historias podríamos sentirnos decepcionados de la que nos pertenece y entonces pretendemos refugiarnos en otra diferente y ajena, y vivimos otras vidas y dejamos pasar la propia.


Es bueno leer grandes historias porque le dan fortaleza a la nuestra, pero sobre todo, es vital vivir a conciencia la propia vida, la propia historia, es la que nos pertenece, es con ella que somos auténticos, es mediante ella que alcanzamos plenitud.

FOTO: Arlequín con espejo de Pablo Picasso

miércoles, 28 de octubre de 2009

BREVE APUNTE SOBRE LA FELICIDAD


Ser feliz es un asunto muy simple, muy sencillo, tanto que la gente se resiste a serlo. Como médico compruebo cada día que incluso en situaciones difíciles se puede ser feliz ¿cómo es posible que un paralítico sea feliz?, ¿cómo puede un enfermo de cáncer estar feliz?, las personas no nos definimos por una dificultad, un desencuentro, una pérdida, un diagnóstico.

Un huérfano también puede sentir el agua tibia en su piel, un enfermo de cáncer también puede contemplar una rosa... el infeliz en cambio, es incapaz de apartar su pensamiento del objeto del dolor.


La felicidad no es un “continuum”, sería muy aburrido e inaguantable ser feliz de manera constante, es más bien una actitud. El hombre feliz toma con alegría lo que la vida le da, y con la misma alegría suelta lo que la vida le quita.

ODALISCA CON PANDERETA DE MATISSE

sábado, 24 de octubre de 2009

MUCHAS GRACIAS


El filósofo del pueblo mexicano nos enseñó que la vida no vale nada, a irnos hasta el último trago y que todos somos “El Rey”, pero ese mismo guía del pueblo escribió una bellísima canción que simplemente dice: GRACIAS “como puedo pagar que me quieran a mi y a todas mis canciones”.

No quisiera parecer petulante, pero desde niño he estado rodeado de muchos amigos, y hasta hace poco me lo explicaba por las palabras que Pedro Almodóvar puso en boca de Agrado “Porque siempre me he esforzado en agradar a la gente”, pero hace tiempo que ya no me esfuerzo y los amigos siguen presentes, entonces pienso que simplemente me he relacionado con amigos que son igual de intensos.


Alguna vez me preguntaron -cuando era niño- ¿que quería ser de mayor? respondí tranquilamente: Niño. Como la pregunta se repitió muchas veces aprendí a decir que quería "ser bien chingón", "ser un ingeniero rico", etc. pero seguramente lo respondía para deleite de mis adultos que me interrogaban, en el fondo de mi, quería seguir siendo niño y en buena parte lo he conseguido, aunque el espejo dibuja arrugas y canas que dicen casi cuarenta, mi espíritu y mi candidez siguen siendo las de un niño.

Tengo que matizar que decía que quería ser rico para “tener muchas mujeres”. (Aquí reservamos un espacio para las risas del público)... lo cierto es que a los cuarenta ya estamos todos casados: con una persona, con una idea, con un trabajo y en el peor de los casos con un vicio, yo me he casado con dos cosas: con mi trabajo y con mis amigos y a ambos les estoy agradecido.

Hay muchas cosas que seguramente puedo mejorar, pero soy benevolente conmigo mismo, no me gusta hacer reflexiones sobre mi vida en alguna resaca de domingo, la filósofa Agrado, dijo una gran verdad que “Uno es más auténtico en la medida que se parece más a lo que siempre soñó” y yo me he esforzado mucho por ser auténtico... estoy en ese camino.


Hay tantas cosas por las cuales estar agradecido, son tantas las personas a las que puedo dar gracias, que solo diré que estoy sobre todo muy agradecido con mis padres, a través de ellos recibí la vida, cuidaron de mi salud, alimentación y educación cuando era niño; siempre han confiado en mi cuando me han visto confundido en la vida, cuando he tenido momentos muy difíciles me han ofrecido sus brazos y su consuelo, mi padre me llevó a inscribirme a la facultad de medicina, sin duda la cosa más importante de mi vida. Las cosas más importantes como padres las han hecho muy bien.

En la fiesta de los cuarenta, falta mucha gente que está del otro lado del atlántico, en la fiesta de los cincuenta seguramente los estaré extrañando a ustedes.

viernes, 23 de octubre de 2009

EN MOSCÚ LOS RICOS TAMBIEN LLORAN

Tengo una reciente amistad con un filólogo, él es ruso y su especialidad es el castellano, cuando le conocí le espeté “Moscú no cree en las lágrimas”, me contestó “Pero en Moscú, los ricos también lloran”, y de esta manera ambos evitamos el acercamiento lejos de los tópicos sobre Rusia o sobre México, y al ser ambos de provincia hemos tenido la oportunidad de enterarnos de cosas diferentes de nuestros países, cosas que ocurren fuera de los reflectores que apuntan a Moscú o ciudad de México.
Hemos hablado de literatura rusa, pero también de culebrones mexicanos, pues no debemos olvidar que Rusia se paralizaba con la transmisión de “Los ricos también lloran”, y así como los culebrones catalanes me ayudaron a mi a aprender el catalán de la calle, a él le han ayudado las series Españolas y los culebrones mexicanos.
Toda reflexión en torno a las cuestiones literarias es para mi punitiva y liberadora al mismo tiempo. Recientemente una entrañable amiga me decía tímidamente “últimamente escribes más de lo que lees”, cuando justamente tengo la sensación de que ¡Ya debería publicar algo!, pues coincido con Kureishi “Nunca te encontrarás a ti mismo en un libro a menos que lo escribas tu”.
Sin duda el proceso creativo se acelera cuando un hombre entra en crisis, porque cualquier hombre en un momento de crisis recurre a lo que mejor conoce, el homicida al homicidio, el ladrón al latrocinio, el mentiroso a la mentira, el escritor a la escritura. Y junto con mi amigo Ruso, recordamos como Agobiado por sus deudas, Fyodor Dostoyevsky se comprometió a escribir “El jugador” en poco tiempo, para ello pidió ayuda a la joven taquígrafa Anna Grigórievna Snítkina, consiguió dos cosas, escribir la obra en 26 días y al mismo tiempo conseguir mujer, pues ella se quedó a vivir con él.
Quizás debería firmar un contrato y ponerme a escribir algo.

miércoles, 21 de octubre de 2009

HASTA EL ULTIMO TRAGO...CORAZÓN


La película “Hasta el último trago... corazón” tiene por eje a la gran Chavela Vargas (esa de Costa Rica más mexicana que nadie). En tal película también son protagonistas, Lila Downs, Eugenia León, Astrid Hadad y Chayito Valdés entre otras.

Según Beto Gómez (también director de “puños rosas”), es un homenaje a la música mexicana en voz de mujer.

Hacía más de 20 años que no escuchaba una canción de Chayito Valdés, y una entrañable cena en la calle Aragón de Barcelona la trajo a mi memoria, y me hizo el regalo de la nostalgia, ese pellizco del corazón, ese arañazo en las entrañas que me cosquillea sin hacerme daño, mi mente se transportó a la cocina gris de la tía Oliva, unas paredes teñidas de humo y tiempo.

Vinieron a mi memoria los olores a maíz y leche fresca, a chiles toreados y requesón... fue inevitable no imaginar a la robusta tía dueña de su metate y su maquinilla de hacer tortillas delante de un gran comal. Mis recuerdos terminaron de llenarse con aquel radio de transistores que tanto alegraba a esta tía cantadora.
“Besos y copas” es la canción.

Las gente joven de México suele tener un desdén por la música popular que hizo crecer a nuestros padres, música que suele ser desgarradora y fácil, lo mismo sea en voz de Chayito Valdés, Las Jilguerillas, Las Hermanas Huerta, etc. La consideran una música primitiva, ramplona y pueril, a mi me gusta esa música porque me parece auténtica, más allá de su calidad en el pentagrama. Cuando la escuchas es como si en tu alma se abrieran surcos, como cuando los campesinos “rompen” la tierra para girarla, para que la toque el sol, preparándola para la siembra.

“ Me dices que tu ya no me quieres, que el mundo y los placeres te importan más que yo....”

Frases como estas en un mundo “civilizado” suelen parecer prístinas y cursis a la vez, por fortuna, he podido atender como médico a campesinos llanos y a algunos intelectuales, no he visto diferencia en su sufrimiento, y cada día valoro más la valentía del paciente que me dice: “tengo el corazón destrozado”, -así sea un obrero o un potentado- y no aquellos que se refugian en el andamiaje verbal, una especie de coraza que les blasona el alma y les nubla la sensibilidad. ¡De esos yo me encargo!.

Los campesinos sencillos que me explican su sufrimiento en tres frases, suelen tener a cambio una mirada mía respetuosa, que vela por su dignidad, los que intentan seducirme con su dolor a base de intrincados argumentos, me agotan y frecuentemente se exponen a lo más ácido de mi ironía.

Chayito Valdés quedó en una silla de ruedas en el año 1985, después de un trágico accidente posterior a una actuación en Zacatecas, su dolorosa recuperación fue acompañada por la solidaridad y el cariño de los emigrantes mexicanos que viven en los Estados Unidos, que se cuentan por 25 millones y que siguen fieles a lo más profundo del México rural.

Por cierto, Concha Buika presentará próximamente su disco en homenaje a Chavela, se llama: “HASTA EL ULTIMO TRAGO”



VIDEO: Chayito Valdés BESOS Y COPAS http://www.youtube.com/watch?v=euq3L5qSeIM

SALUD

lunes, 19 de octubre de 2009

JOVEN DE LAS CUATRO DECADAS


Mientras escucho con atención “Señora de las cuatro décadas”, recibo un mensaje en el teléfono móvil “Nada de crisis de la edad tío, uno tiene la edad de las personas que se lleva a la cama” y mi veleidoso corazón no acierta a encontrar el punto de equilibrio entre la chabacanería del cantor ARJONA y la crudeza del mensaje de mi amigo.

Lo cierto es que preparándome para el momento de decir adiós a la década de los treinta, ha habido de todo, desde la típica “middle age crisis” que pasaba por una tristeza súbita, un duelo insoportable, al pensar que muy probablemente los cuerpos jóvenes y fibrados poco a poco dejarían de pertenecerme, y como decía Sabines, “la juventud solo se me contagiaría por Osmosis”, hasta intentos infructuosos de bajar muchos kilos en un limitado periodo de tiempo.

Pero nada, la vida que transcurre sin nuestro consentimiento, rápidamente le da la espalda a mis argumentos y me sigue empujando en esa intensa vida que llevo desde niño.

Un amigo me dijo el otro día que el escritor tiene muchas palabras y poca vida, quizás tenga razón, seguramente hubiera escrito más si hubiera tenido menos “vida”, de hecho pienso ir al juez de lo civil y cambiar mi nombre de vencedor en gerundio por el de intenso en infinitivo si es que existe...

En los preparativos para la fiesta he podido revisar miles de fotos, de mi historia, de mi familia, de mis amigos, y de pronto me encuentro infinitamente agradecido por el cariño que he recibido en estos cuarenta años, lo que más me sorprende –y no crean ustedes que es una falsa humildad- es que no he hecho nada realmente importante en la vida, ni he sido un personaje crucial en la vida de ninguna persona, y sin embargo han estado presentes, ¿cómo no estar agradecido?

Muchas veces me gustaría decir “lo siento” cuando por causa de mis errores, de mis carencias o simplemente por una tristeza ignorada, me he distraído y he tenido un comportamiento caótico que hubiera hecho daño a la gente que quiero, pero no soy maniqueo y me reconozco con mis luces y mis sombras y asumo la responsabilidad de todo lo que soy y lo que hago.

“Señora de las cuatro décadas No le quite años a su vida, Póngale vida a los años que es mejor... Al hacer el amor siente las mismas cosquillas que sintió hace mucho mas de veinte...Nótelo así de repente es usted amalgama perfecta entre experiencia y juventud...” eso dice la canción, pero no me olvidaré del matiz del mensaje de mi amigo.

viernes, 16 de octubre de 2009

UNO SUEÑA CON AMIGOS


Y la vida se los da...

Uno sueña que habrá un mundo en que no habrá despedidas, porque mi historia con grandes amigos, ha sido una historia de constantes despedidas, por más que nos hemos empeñado en recordarnos que entre los amigos no nos despedimos, nos damos citas para más adelante.


Uno piensa que en realidad con los buenos amigos no hay agenda, que ellos lo pueden interrumpir a uno cuando les venga en gana, y que más de una vez, esas interrupciones le han provocado a uno un antológico bochorno, pero no pasa nada, con el tiempo sonreiremos a esas anécdotas tan íntimas.


Uno sueña con que un día el mundo no será tan doloroso, que el ser humano arrancará de su corazón ese aspecto mezquino, y seremos capaces de darle cuerda a la rueca del corazón que tiene buen destino, y de pronto uno recuerda que ya tiene amigos que hacen eso, que han dedicado su vida a servir a los desprotegidos.


Uno se alegra mucho cuando es capaz de llamar al otro “amigo”, porque ese descubrimiento te reconcilia con el mundo, y a veces el sentimiento es tan intenso que quisieras hacerle un hueco en tu genealogía, incorporarlo a tu destino.


Uno piensa en sus amigos, de manera constante, con una sonrisa en los labios, por los momentos compartidos, y espera ansioso el momento de compartir un abrazo, de confirmar que aunque separados por la geografía, estamos unidos por la vida.


Hanif Kureishi escribió un libro cuyo título metaforiza muy bien destellos de nuestra amistad: ALGO QUE CONTARTE, y aunque dice que “el amor es difícil, el sexo complicado, la vida un dolor y la muerte cercana”, -y probablemente tenga razón- lo cierto es que tu presencia en esta tierra es motivo de alegría, por eso hoy tengo “algo que contarte” que estoy contento de tenerte como amigo, que me enorgullece que sirvas con pasión a los que te necesitan y que podamos encontrarnos de tanto en tanto mientras tengamos vida.


FELIZ CUMPLEAÑOS

miércoles, 14 de octubre de 2009

UNO SUEÑA



Uno sueña que podría encontrarse el amor de su vida en cualquier esquina de una ciudad perdida, y enseguida la parte más racional le dice que no, que eso es poco probable, pero que cuando lo encuentre será capaz de ser un héroe.

Sabines dice que “los amorosos” aman y lloran hasta la madrugada “en que trenes y gallos se despiden dolorosamente”, lo cierto es que una amiga querida, encontró en una esquina de Barcelona, esa cosa intensa que los seres humanos buscamos: vivir auténticamente.

Uno sueña encontrar personas para compartir proyectos, para no estar tan solo en la vida, y los afortunados encuentran esa cosa que se llama amor, y que yo llamo “intimidad compartida”, pero la gente sabia también aprende a estar presente aún cuando el calificativo del otro no sea el de “amante”.

Uno a veces piensa que el tiempo ha pasado demasiado de prisa y que al avanzar los años, las posibilidades de cosas nuevas se vuelven exiguas, pero renacer, empezar de nuevo, reinventarse mientras haya vida, es la gran posibilidad: siempre se puede ser ave fénix: renacer de las cenizas.

Uno quisiera que la buena gente, no se bajara del trayecto en que nos acompaña en la vida, pero el viaje completo, lo hacemos en solitario, solo vamos acompañados en trozos, y cuando se marchan personas queridas, se queda uno con la pena a cuestas, pero también con la posibilidad de redoblar esfuerzos, de alzar el estandarte de una lucha compartida.

Uno piensa que puede consolar a sus amigos, y a veces solo consigue decirle palabras, que intentan ser caricias, cuando el alma está afligida.

martes, 13 de octubre de 2009

EL SECRETO DE SUS OJOS


Sentarse delante de la pantalla para ver “El secreto de sus ojos” es un acto comprobatorio de que Juan José Campanella sigue siendo magistral a la hora de emocionarnos –como lo hizo con “El hijo de la novia”, incluso con una película policial.

Una película que consigue la atención del espectador en todo momento, que mantiene la incertidumbre hasta el final, con historias de amor sosteniendo el argumento y aderezada con la jocosa locuacidad de los argentinos.

sábado, 10 de octubre de 2009

ALEJANDRA GUZMÁN

Hace un mes tuve la oportunidad de ir a un concierto de Alejandra Guzmán en Zacatecas, y hoy estoy MUY ARREPENTIDO.

La ciudad ardió (cara dura que después de la cena, me roba medias, la cartera y la vida ....)

Hacer el amor con otro

Yo te esperaba

Mala Hierba

Angeles caídos

Rosas Rojas

Cuidado con el corazón

QUE GRANDE LA GUZMÁN

Feliz sábado

miércoles, 7 de octubre de 2009

7 OCTUBRE 2002


El 7 de octubre del 2002 llovía intensamente en Barcelona, tanto que el vuelo que me llevaba para vivir en esta hermosa ciudad llegó muy retrasado, un catalán esperó pacientemente en el aeropuerto, y una catalana –que casi no me conocía- me acogió generosamente en su casa, después de siete años, solo puedo estar agradecido con la amada Barcelona.

Este era el aspecto que tenía por aquellos años.

lunes, 5 de octubre de 2009

EL COLOR DEL VERANO 15


Justo cuando pensaba que el verano había terminado y que el color de las pieles empezaría a disminuir lentamente, asistimos en pleno octubre al jugueteo de un sol candente.

Todo parece que el halo hormonal que el verano siempre tiene, se sigue confundiendo con el viento y con la brisa marina que araña la ciudad. Los bañistas se olvidan por un rato del euribor, del gobierno y de la oposición; de la gripe A y de cualquier noticia que empañe la regencia de los melanocitos.

En pleno octubre seguimos en verano, me he dado cuenta sobre todo porque sigue apareciendo la piel por la calle, esa vestimenta para poder estar en el mundo.

domingo, 4 de octubre de 2009

Gracias Mercedes


Ha muerto

http://www.youtube.com/watch?v=WyOJ-A5iv5I&feature=related

viernes, 2 de octubre de 2009

MERCEDES SOSA

En México, la gente sencilla suele decir ante un imposible “Dios no cumple antojos, ni endereza jorobados” y simplemente lo sueltan.

Esta mañana me entero que Mercedes Sosa se debate entre la vida y la muerte, con lo cual parece ser que mi anhelo de verla cantar en vivo ya no será posible. En octubre de 1999 ella estaba de gira en México mientras yo estaba en Argentina, y hace dos años estuvo en Zacatecas, justamente una semana después de que yo hubiese estado en mi querida tierra.

No me tocaba verla cantar en esta vida, “ni modo” –frase sabia del pueblo mexicano-, pero me alegro muchísimo de que sus canciones me hayan acompañado desde niño.

AVE MERCEDES, ponte buena, tu eres COMO LA CIGARRA

http://www.youtube.com/watch?v=h0QFkpUhBFo