martes, 22 de septiembre de 2009

SOSTIENE VICENTE


CON CARIÑO PARA MIS HERMANOS


Sostiene Vicente que si el viaje a su ciudad Zacatecas ya había estado muy pleno con todas las cosas vividas, estas horitas de conexión en ciudad de México, han sido la guinda de la alegría, pues sostiene –mientras sostiene una cerveza “negra modelo”- que ha pasado un rato muy feliz con su hermana y su cuñado comiendo en la bellísima casa de los azulejos de la ciudad de México a un “ladito” del Palacio de Bellas Artes.


El señor Vicente también sostiene que le daba un poco de pereza ir a ver a la virgen de Guadalupe en su imponente basílica, sobre todo por el miedo a perder el vuelo con el terrible tráfico de la ciudad de México, pero sostiene también, que su hermana es más perseverante de lo que se pensaba, y lo ha llevado, y ha pasado un rato agradable a su lado, poniendo velas a la virgen, mientras se alegraba de comprobar que todos los mexicanos podemos ser católicos o ateos, de cualquier partido, de cualquier estatus, da lo mismo, todos somos guadalupanos.


Mientras Vicente sigue pensando en la tenacidad de su hermana, recuerda que a su padre un día un gobernante le dijo “usted es tan tenaz que puede matar un burro a pellizcos” y sostiene Vicente que el se apropió de la frase, pero en este viaje ha podido comprobar lo trabajadores, perseverantes y un poco tercos que son sus hermanos, realmente la herencia de tal idiosincrasia “borrina” les corresponde a sus hermanos, y sostiene Vicente que le entra un súbito orgullo de compartir la sangre con esos tercos hermanos.

Vicente sostiene que mientras esperaba el avión en Zacatecas, leía tranquilamente la novela de Antonio Tabucchi “SOSTIENE PEREIRA”, una impactante novela ambientada en la Lisboa de la dictadura, y sostiene que tuvo que dejarla porque en el aeropuerto de su desértica ciudad Zacatecas, aterrizaba Miguel Bosé esta mañana, en el mismo avión en el que él volaría a la ciudad de México, y sostiene –con cierta vergüenza- que ejerció de aprendiz de paparazzi e intentó hacer una buena foto sin conseguirlo, y es que sostiene el doctor Vicente –sin que yo lo supiera bien- que el señor Bosé, había actuado ayer en La Habana ante un millón de personas en un polémico concierto, y hoy actuaría en el estadio de Zacatecas, para cerrar las fiestas mayores de la ciudad.


Vicente sostiene –con mucha sorpresa- que se sintió “muy alto” mientras se dirigía en el metro hacia el impresionante palacio de BELLAS ARTES de México, porque había acordado con su hermana ver la exposición del Greco, pero olvidaron del todo que como sostienen los mexicanos “los lunes ni la gallinas ponen”, menos abren los museos.


Sostiene Vicente –de manera muy sostenida- que ama a su familia, y que regresa muy feliz a la Barcelona que lo sostiene.


FOTO: Miguel Bosé en el aeropuerto de Zacatecas, el segundo por la derecha

1 comentario:

podi dijo...

Bueno, siempre hay que aprovechar el hecho de llevar una cámara encima para no dejar pasar la oportunidad de fotografiar lo que todos fotografiaríamos, aunque no fuera por más que para hacer una bloggera entrada.

podi-.