miércoles, 11 de febrero de 2009

¿Dónde está la Iglesia?


El mensaje Cristiano es claro y no tiene matices: “Bienaventurados los pobres, porque de ellos es el reino de los cielos”.

Sorprende –e indigna- una Iglesia meticulosa y furiosa en contra de un hombre (El padre de Eluana) que ha sido ejemplo de dignidad y respeto, que optó por la vía institucional y que prefirió mostrar al mundo una imagen sonriente de su hija y nunca una imagen decrépita que manipulara las conciencias.

Pero esta es la Iglesia, o digamos mejor esta es la Iglesia Moral, la de las normas, la que mira con indiferencia las matanzas de cualquier índole, sean estas en África, en Irak o en Palestina. Esa Iglesia que no ha tenido suficiente empeño en investigar si el que le pedía una ceremonia privada en México era un narcotraficante o no, pero en cambio ha hurgado minuciosamente en todo el proceso biológico en el que se vio envuelta Eluana.

Esta Iglesia tan alejada de sus hijos, sobre todo de los pobres.

La Iglesia pastoral conmueve, el mensaje cristiano sigue siendo un kerigma en la voz de muchos ministros, sobre todo los que trabajan entre los pobres, en cambio la Iglesia que se ha atrevido a insinuar que el padre de Eluana es un asesino: Escandaliza.

1 comentario:

Entrellat dijo...

No hace falta más que darse una vuelta por el Vaticano para darse cuenta de que el reino de los cielos no es de "esta" iglesia, pues son cualquier cosa menos pobres.

Como decía mi padre respecto de la iglesia "haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago".

Besotes, guapo

Entrellat