martes, 3 de agosto de 2010

POR LA CALLE DEL DESENGAÑO


Por la calle del desengaño merodean damas que son reliquias, que bajo el sol esperan el sentido de la vida.

Por la calle del desengaño, claman al cielo por unos euros, como el desierto pide la lluvia.

Por la calle del desengaño, están las primas lejanas de las ninfas del raval.

Por la calle del desengaño “A mi nadie me pone mi caché, que yo por 30 euros nunca con nadie me acosté”

Por la calle del desengaño conviven madrileños de pura cepa, policías, turistas, reinas de la minifalda y también proxenetas.

Por la calle del desengaño, tiene Madrid un aire desenfadado.

2 comentarios:

podi dijo...

Las calles del viejo Madrid... Cada una con sus baldositas ilustrativas.

podi-.

El Quixot dijo...

Cada vez más le encuentro su encanto a Madrid !