viernes, 2 de julio de 2010

LOS HOBBIES Y EL SENTIDO DE LA VIDA


Existe una tarea de la que no todos los seres humanos salimos airosos: encontrar el sentido de la vida, es decir sentir que nuestros días sobre la tierra tienen una justificación, bien lo decía Nietzche “El que tiene algo por que vivir soporta cualquier circunstancia”. Viktor Frankl se aferró a esta idea y pudo sobrevivir a los campos de concentración.

En una agradable cena que tuvimos anoche la tertulia discurría por muchos derroteros:especialmente la vida provisional contrapuesta a la vida asegurada (hablábamos de funcionarios), y sobre todo del sentido de la vida.

No llegamos a concluir con seguridad si tener un empleo fijo en los tiempos que corren era un buen asunto, o viceversa, que tener inseguridad laboral fuese algo del todo malo. De cualquier modo asentimos unánimemente que ambas circunstancias tienen su peligro. Un funcionario, o una persona que tiene el trabajo asegurado de manera vitalicia corre el riesgo de anularse como persona, ya no tiene que ejercer creatividad ninguna, en el fondo ya no tiene que esforzarse y como suerte añadida, puede tener el respaldo de un sindicato que lo defienda de todo, incluidas sus dos horas de café, su poca productividad, etc. Por otro lado, el que no tiene un empleo fijo y sabe que tiene que no tiene el futuro asegurado, tiene el peligro de la resignación...

Nuestra sociedad pondera sobremanera el hecho de ser funcionario, de tener la vida asegurada, la realidad es que en ambas circunstancias el ser humano debe permanecer lúcido y atento. Pues en el fondo ambos tienen el mismo problema: encontrar el sentido de la vida.

Respecto de los hobbies, solo diré que en mi humilde opinión, una persona que no tiene alegría, que no se interesa por la vida generalmente no tiene hobbies, no tiene pasatiempos, pero que también los hobbies tienen el peligro de distraerte de tu vocación, y que quizás, quien tiene muchos hobbies, en el fondo no tiene vocación.

También dije que la biografía se convierte en biología, y que la biología a veces te impide construir tu biografía... pero eso lo dejo para otro momento que es viernes.

FOTO: Mi terraza mientras aguardaba a los contertulios.

1 comentario:

podi dijo...

Tienes razón, una parte de ti se adormece cuando no has de preocuparte por el futuro laboral, aunque otras se te abren al poder distribuir energías que no has de emplear en eso mismo.

podi-. (hola de nuevo, después de un tiempo)