sábado, 17 de julio de 2010

CONOCIENDO BARCELONA


Es una delicia volver de la Barceloneta hacia el centro de la ciudad, en el camino te esperan la siempre vigilante silueta de la virgen de Montserrat y la desorientada estatua de Colón; si además las ves envueltas en una luz decadente y vespertina, atrapadas por esa infinita red de mástiles de los pequeños navíos del puerto entonces, el espectáculo es ya inefable.

También verás la “cara de Barcelona” según Lichtenstein, la gamba de Mariscal...

A veces me sorprende el hecho de estar viviendo aquí, hace unos años ni lo imaginaba, la vida ha sido una constante sorpresa.

Antonio López, el maestro de la figuración, el poeta de la soledad urbana, dijo –hablando de Madrid- :

“Pienso como esos que dicen que conociendo a una mujer bien, se conoce a la mujer. Pues conociendo bien un lugar, Madrid en mi caso, se conocen todos los lugares. Lo creo sinceramente, aunque yo no lo haya decidido. Yo no he decidido mi vida, tengo esa sensación. He sido como obediente a algo que me ha hecho hacer las cosas de una determinada manera. Es la sensación que tengo”.

Me gusta Barcelona

Feliz sábado

1 comentario:

podi dijo...

Que no se me oiga mucho, pero...
(es la virgen de la Mercè, que da la bienvenida a los barcos que entran en el puerto de Barcelona).

podi-.