sábado, 31 de enero de 2009

El proceso creativo


El proceso creativo es una especie de don que requiere implicación.


Con mucha facilidad se le puede decir a un pintor que hace tiempo que no pinta que “coja el pincel”, lo mismo vale para el escritor, sin embargo se requieren un cúmulo de circunstancias para que el proceso creativo tenga fruto: entre otras la inspiración y la perseverancia. Picasso decía que la inspiración existe pero te tiene que encontrar trabajando.


Sin duda el proceso creativo se acelera cuando un hombre entra en crisis, porque cualquier hombre en un momento de crisis recurre a lo que mejor conoce, el homicida al homicidio, el ladrón al latrocinio, el mentiroso a la mentira, el escritor a la escritura.


Supongo que los que escriben de verdad, es decir, que aportan algo a la literatura, viven una desfloración de su ser más íntimo, pero al mismo tiempo experimentan la alegría de darle vida a ese mundo interno o paralelo que es la literatura y que tiene tanta fuerza como la vida misma.


Alguna vez Paul Auster manifestó que sus libros –y los personajes en ellos contenidos- emanaban poco a poco, iban adquiriendo fuerza con el paso del tiempo, de tal manera que al escritor no tiene más opción que plasmarlos.

Pero a veces el escritor está distraído.


FELIZ SABADO

1 comentario:

podi dijo...

Estoy de acuerdo. Ahora no quiero decir que yo sea un "gran creador", pero a veces escribo y a veces me dijeron que no lo hacía mal del todo.

Una vez quise escribir algo para un concurso y fue pensarlo que me puse a ello. Aunque ya tenía decidido sobre qué versaría el texto la primera línea tardó en surgir y, viendo que la segunda aún tardaría más, lo dejé. Pensé que sería un texto "antinatural", no salido de la espontaneidad, ficticio en su esencia. El escribir debe salir cuando las letras realmente se apelotonan dentro de uno.
También es cierto que en momentos de "intranquilidad" es cuando más letras "se apelotonan" dentro.

podi-.