viernes, 25 de marzo de 2011

RUIDOS AL AMANECER


Los ruidos del amanecer son la primicia de que la vida está allí esperando, de niño eran los pájaros quienes me lo recordaban, también el ruido del viento o el mugido de una vaca. Ruidos estimulantes, pero también otros terroríficos, pues desde muy temprano nos enseñaron que cuando “el búho canta el indio muere”; en la adolescencia apareció el lamento de los trenes zigzagueando dolorosamente por la cañada; ahora son ambulancias y gaviotas las que gritan, ¡Vicente, despierta, levántate y anda!

FOTO: un patio interior del eixample Barcelonés

2 comentarios:

podi dijo...

El amanecer, lleno de oportunidades, con todas las posibilidades del día por decidir...

podi-.

sobre la mañana vista por mí...:
http://podi-podi.blogspot.com/2009/05/la-manana.html

Fran Rueda dijo...

Lo dicho:

Ojalá fueran siempre esos ruidos los que nos despertasen: los pájaros, el viento o incluso las ambulancias. Mejor esos que no el inhumano despertador.

Besotes, majete