martes, 15 de octubre de 2013

EL PP ABONANDO EL INDEPENDENTISMO EN CATALUÑA.








Alfred Bosch –Portavoz de Esquerra Republicana en el congreso- pidió en el aniversario del fusilamiento del presidente Lluis Companys unos segundos para recordarle, un diputado del grupo parlamentario del PP respondió con un sonoro: “VIVA ESPAÑA”. Con este tipo de actitudes irrespetuosas y burlonas, no hacen más que atizar la llama –muy viva- del independentismo en Cataluña.


Seguramente no toda España tiene la misma actitud respecto del pueblo catalán y su clamor independentista, seguramente ni siquiera todo el PP es tan negligente y despreciativo como lo son sus dirigentes.... pero en los años que esto se ha ido gestando, no hemos escuchado NI UNA SOLA VOZ PRUDENTE Y CONCILIADORA de uno de los dirigentes del PP: Aguirre, Gallardón, Cospedal, Wert, Rajoy, Aznar... sólo desprecio.


Hace más de diez años que llegué a Barcelona, la mayoría de mis amigos son "catalans de mena" personas comprometidas socialmente, amantes de su lengua y su cultura, que no eran independentistas, superaban el disgusto del mal entendimiento con el gobierno central poniendo por encima el humanismo, el hecho real de que las fronteras son constructos de la mente humana; los seres humanos estamos conectados de alguna manera y en un mundo ideal, no debería haber fronteras, pero ante los ataques, las burlas, "la Españolización de los niños catalanes", la negligencia y silencio de Rajoy ante el clamor de los dos 11 S (2012 y 2013), mis amigos, han girado al lado independentista con el argumento de "si podemos tener un país mejor gestionado, será mejor para nosotros y para los que se relacionen con nosotros". 


No ha hecho nada el PP que sea un gesto claro de respeto y de escucha al pueblo de Cataluña. No se si Cataluña conseguirá su independencia, como tampoco si el hipotético estado catalán será más "humanista" que ese bodrio de Gobierno central que tenemos ahora, pero cuando las cosas están podridas, la evolución es necesaria.

2 comentarios:

NiNeL dijo...

Els que ja érem independentistes abans del "bum" ja vèiem que amb Espanya no podíem anar enlloc. Per moltes raons que ara són en boca de tothom. I abans se'ns deia radicals i moltes més coses.

Segurament els que ara són independentistes abans també ho eren d'alguna manera, o si més no veien que quelcom no rutllava. Però el conformisme del sofà, el "qui dia passa, any empeny" i el poder viure tot i Espanya eren prou forts. Ara les coses han canviat, per sort, i un nou camí sembla obrir-se pas davant de tots.

Gràcies per compartir.

Toni

Unknown dijo...

Molt ben dit, Vicente! ;)
Dani